Receta H.P.G.
Macarrones al Vodka


Receta de unos buenos Macarrones, que nos brinda Sergio Caro para que descubramos los verdaderos secretos de la cocina Pichigorda. Y recuerda, "El secreto esta en la ¿Masa? o en el Vodka".


El principal plato de nuestro escaso repertorio culinario son los macarrones. Esta tradición se instauró una noche cualquiera en la que los pichigorda, muy dados a conservar las buenas costumbres, estaban en los bancos bien jodidos de frío. Escapa a nuestra memoria quién fue la mente privilegiada que cayó en la cuenta de que Manolo estaba solo en su casa y que era preferible trasladarse allí, que encima estaba cerca. Alguno hizo en voz alta una reflexión acerca del hambre que tenía. Como quien dice una tontería, alguien sugirió hacer unos macarrones. Antes de que nadie pensase en los inconvenientes de buscar ingredientes a las cuatro de la mañana, los hermanos se movilizaron y cada cual fue raudo y veloz a su casa a remover los armarios para encontrar cualquier cosa que se le pudiera echar a una olla de macarrones. Unos quince minutos después, la cocina estaba llena de chorizo, salchichas, orégano, cebolla, queso rallado, tomate frito y, por supuesto, un kilo del sagrado manjar. Se pusieron a hacerlos, y con ese cuerpo para pocos caprichos que se tiene a las cinco de la mañana después de una noche de botellón y bancos, se pusieron a devorar(el que piense que devorar es un verbo exagerado es que no nos ha visto comer) los macarrones. Tras esto, con la tripa llena, los pichigorda, bien cenaditos se fueron a casa, dejando tras de sí una pila de platos sucios y una cocina que parecía haber sido escenario de una guerra. Quizá la historia no ha sido muy exacta, pero es que yo no estaba ese día. Lo importante es que ese día aprendimos lo ricos que están los macarrones cuando la fiesta ha decaído y desde entonces raro es el día que uno está solo y no alberga en su cocina tan solemne acto. Para los que estéis leyendo esto y queráis saber como se hace una buena macarronada, coged papel y boli porque aquí viene la receta:

INGREDIENTES:
Un kilo de macarrones(dos si está Josemi)
Dos botes de tomate frito
Todo el chorizo que tengas a mano
Dos o tres paquetes de salchichas
Una cebolla bien gorda
Una perola grande y una sartén(es importante)
Orégano(si tienes, pero no es fundamental)
Una botella de vodka(mejor si es de litro)
Dos litros de Fanta Naranja
Un saco de hielo Vasos de mini(si se han acabado, valen de tubo)
Aceite y sal

PREPARACION:
Se busca una cocina y nos aseguramos que tenemos los ingredientes suficientes para todos(echad bastante, nunca sobra). Cogemos la perola y la llenamos de agua. Si no has encendido el fuego, este sería un buen momento para hacerlo. Le echas al agua un chorro(a ojo) de aceite y un poco de sal. Como esto lo hace uno solo, los demás cogen los vasos, le echan cuatro o cinco hielos, los llenan hasta un tercio de vodka y rellenan el vaso con naranja. Si es la hora de comer, es recomendable sustituir el vodka por sangría o cerveza. Cuando el agua se pone a hervir y hace pompas, se abre el paquete de macarrones(ayuda a una buena cocción) y se echan al agua. Mientras los demás se ponen ciegos de vodka, busca a alguien no muy borracho para que coja un cuchillo y pique la cebolla, el chorizo y las salchichas. Después de conseguir darle unos tragos al vodka, cogemos la sartén y le echamos un poco de aceite. En un fuego distinto del que está debajo de la perola de macarrones(hay otros tres) ponemos la sartén y esperamos a que el aceite se caliente un poco(no conviene meter el dedo para comprobarlo). Cuando esté caliente, le echamos todo eso que habíamos picado y aprovechamos este instante para atacar otra vez el mini de vodka. Cuando todo tiene pinta de estar frito, le echamos el tomate, y lo movemos un poco teniendo cuidado de que no se nos pegue. Una vez que la salsa está hecha, la quitas del fuego y te aseguras de que ningún torpe beodo de los que están a tu alrededor la tire al suelo. Tras esto, le echas un ojo a los macarrones para que parezca que tienes la situación controlada. Te pegas con el que tenga el mini y le das otro tiento al vodka. Y ahora: ¡ATENCIÓN!. Cuando los macarrones lleven un rato en el agua, coge uno y tíralo contra la pared(a ser posible, antes de echarle el tomate, por no manchar). Si no se queda pegado es que aún no está listo(espera un rato y repite el proceso). Intenta evitar que Josemi se ponga a bombardear las paredes indiscriminadamente para asegurarse. Si se queda pegado es que ya están listos. Quita la perola del fuego e intenta derramar el agua sin tirar los macarrones al suelo. Los pones debajo del grifo y les echas agua fría y la vuelves a vaciar. Después de esto, se sirve en los platos se añade la salsa(si no la has echado antes) y se degustan unos buenos macarrones pichigorda, mientras te recompensas el logro con un buen trago de vodka y los demás brindan(y beben) por el buen hacer del cocinero.

 

RECETA DEL PAVO AL WHISKY

Para todos aquellos que, inexplicablemente os dejáis arrastrar por la mayoría y sois partidarios del whisky en lugar del vodka, os vamos a facilitar una receta, por aquello de nuestra filosofía no excluyente, que posiblemente hará las delicias del paladar exquisito, que os convertirá en el centro de todos lo halagos del buen gusto culinario. Aprovechando que la gente muestra recelo hacia la carne de vaca loca, sorprenderemos a nuestros invitados con una delicia como este pavo al whisky.

INGREDIENTES:

Un pavo de tres kilos
Unas tiras de panceta(como en las barbacoas)
Aceite de oliva Sal Pimienta
Una botella de whisky(estiráos y evitad el DYC)

 

PREPARACION:

Paso 1. Rellenar el pavo con panceta(por el culo, aunque sea desagradable), atarlo, echarle sal y pimienta y un chorrito de aceite de oliva.
Paso 2. Precalentar el horno a 180 grados durante diez minutos.
Paso 3. Servirse un vaso de whisky para hacer tiempo.
Paso 4. Meter el pavo al horno.
Paso 5. Servirse otro vaso de whisky, bebérselo y mirar al horno con ojos ligeramente extraviados.
Paso 6. Boner el terbostato a 150 gramos, digo grados, y esberar veinte minutos.
Paso 7. Servirse odro paso o dros pasos.
Vaso 8. Al cabo dun rato, hornir el abro bara condrolar y echar un chodretón de pavo al güisqui y odro a uno bisbo.
Baso 9. Darle la vuelta al babo y quebarse la bano al cerrar elorno, ¡bierda!
Passso 10. Intentarr sentarrse en una silla y serbirrse unosss chupitossss mientras pasan los binutos.
Parso 11. Retirar el babo del horrrno y luego regotgerrrlo del suelo con un brapo, embujándolo a un blato, bandeja o ssimilarrr. Faso 12. Rombersse lacrissma al refalar en la grassa.
Paasso 13. Indendar lebandarse sin solstarr la bodella y dras varios intentos indendods, decidir que en el suelo sestá de gojones.
Paaaso14. Apburar la botella y adrastarse hazta la gama. Dormirse
Paso 15. A la mañana siguiente, tomar abundante café para el inexplicable dolor de cabeza, comerse el pavo frío con un cazo de mahonesa para que no esté tan seco y el resto del día, dedicarlo a limpiar el estropicio organizado en la cocina el día anterior.

Esperamos que os haya gustado la receta. Si algún día os animáis a hacerla, esperamos que nos escribáis para decirnos si estaba rico. Seguiremos intentando descubriros deliciosos platos con los que deleitar a los vuestros.